La tensión volvió este viernes a Puerto Príncipe con tiroteos entre la Policía y las bandas armadas, después de que la capital haitiana amaneciera en aparente calma tras la violenta jornada de la víspera con al menos cinco muertos y una veintena de heridos.

Según el último balance del Sindicato de Policía de Haití, se elevan a cinco los efectivos que murieron el jueves y cuyos cuerpos aún no han podido ser recuperados.

En un principio, se informó de que cuatro policías perdieron la vida al atacar las bandas armadas una comisaría en Bon Repos, en Canaan, en el norte de la capital.

About The Author