¿Se imaginan una discoteca sin música? Pues bien, en Hernani ya es una realidad. El Ayuntamiento de Hernani obligó al Bar La Bodega a quitar la música a las 10, y ha decidido transformar el negocio. Para ello, los clientes deben escuchar música para bailar a través de unos auriculares.

About The Author