Miles de devotos católicos dominicanos acudieron este domingo a decenas de templos, incluyendo la Basílica de Higüey, en la región el Este del país donde se encuentra la imagen principal de la Virgen de la Altagracia, para venerar a la «madre espiritual y protectora» del país.

Un nutrido grupo de personas se apostó desde el viernes pasado en la amplia explanada y los jardines de la Basílica, número que se incrementó a miles el sábado y aumentó aún más este domingo cuando se celebraron los actos centrales en honor a esta advocación de la madre de Jesucristo.

About The Author