Al menos cinco miembros de una misma familia murieron hoy en un nuevo ataque de las tropas sirias contra zonas civiles en la provincia de Alepo y limítrofe con Idlib, el último bastión opositor situado en el norte del país árabe, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

«Cinco miembros de una misma familia murieron, entre ellos una mujer de avanzada edad, sus tres hijas y su hijo», indicó la ONG, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, mientras que otra mujer resultó herida por la acción en Kafr Nuran, en el oeste de Alepo y a pocos kilómetros de Idlib.

About The Author